sábado, 19 de diciembre de 2009

Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Gestión Escolar ( SACGE)


Presentación

Uno de los aspectos fundamentales en el ámbito escolar y en las reformas educacionales promovidas por los países es el tema de la calidad, por lo que han adquirido gran importancia enfoques que incorporan el concepto de calidad, donde el eje principal es el aprendizaje.
Uno de los referentes de calidad que el Ministerio de Educación ha impulsado en los últimos años es el Modelo de Calidad de la Gestión Escolar.
Las principales características del Modelo de Calidad de la Gestión Escolar son:

1.  Identifica procesos que debieran estar presente en cualquier institución educativa con respecto a las áreas y dimensiones que inciden en la calidad de los resultados educativos.
 2. Las áreas y dimensiones son aquellas que en opinión del Ministerio de Educación y la experiencia internacional y nacional acumulada inciden en la generación de resultados del establecimiento.
3. No establece una única modalidad para abordar cada una de las dimensiones. Sólo identifica los procesos significativos, los que pueden abordarse desde la heterogeneidad de la práctica particular de cada establecimiento.
4. La sistematicidad de las acciones, la vinculación de los procesos con las metas, los procesos de revisión permanente y de ajuste a sus estrategias y la evaluación de los resultados que persigue,  se convierten en los referentes que el modelo toma en cuenta para evaluar las prácticas de gestión del establecimiento.
5. Promueve el mejoramiento continuo y la incrementación de la calidad. Cada uno de los procesos puede ser objeto de este principio que se operacionaliza a través del diseño, planificación, implementación, corrección y ajuste del proceso y, evaluación de las prácticas institucionales permanente.
6. Permite la coordinación y articulación de todos los procesos de gestión sobre la base de la comprensión del enfoque sistémico para mirar las interrelaciones entre las dimensiones de cada una de las áreas y de los procesos y resultados.


Dado lo anterior, el modelo promueve la responsabilización de los actores de la comunidad educativa respecto de los resultados del establecimiento, promoviendo, a su vez, una gestión profesional y rigurosa.

 El Modelo de Calidad de la Gestión Escolar  pretende identifica procesos y ámbitos significativos que toda institución escolar debe someter a mejoramiento continuo para obtener resultados de calidad.
  • El dinamizador y generador de los procesos de gestión del establecimiento es el liderazgo, ejercido principalmente por sus equipos directivos y de gestión, aunque sin desconocer el rol de los docentes y otros actores de la comunidad educativa.
  • la gestión curricular, que incluye todos los procesos asociados a la implementación y evaluación  de la propuesta curricular del establecimiento.
  • la convivencia y apoyo a los estudiantes y los recursos por la relevancia que tienen para que los procesos educativos se produzcan en buenas condiciones organizacionales, sociales, políticas, emocionales y materiales.
  •  los resultados en tres ámbitos los aprendizajes de los estudiantes, los logros institucionales y la satisfacción de la comunidad escolar, que son el foco de la evaluación final que contempla el proceso.

* En cada una de estas áreas o componentes, el modelo considera diferentes dimensiones (16 en total).

 Etapas del Modelo (SACGE)

La Autoevaluación Institucional (descripción de la etapa)


Constituye el paso inicial del sistema de aseguramiento y su propósito es obtener un diagnóstico que permita determinar el nivel de calidad de las prácticas de gestión que la escuela o liceo realiza cotidianamente. Además, permite identificar ámbitos que pudieran ser entendidos como oportunidades para el mejoramiento de su propia gestión escolar.


Paneles de evaluación externa (descripción de la etapa)


Es la fase de validación del proceso de autoevaluación, consiste en un análisis exhaustivo, realizado por un equipo de profesionales del Ministerio de Educación y del DAEM o Corporaciones Municipales, que han sido entrenados y acreditados para evaluar, la validez y el nivel de calidad presentado por las evidencias y su veracidad como práctica real del establecimiento. El panel además cumple la función de retroalimentar al establecimiento respecto a las oportunidades de mejoramiento que pueden establecerse como prioridades para la elaboración del Plan de Mejoramiento.

El Plan de Mejoramiento (descripción de la etapa)



Es el centro de la estrategia de mejoramiento continuo, pues en esta fase se deben diseñar, planificar, ejecutar y evaluar acciones que permitan instalar o mejorar las prácticas, en los ámbitos que se han priorizado y que posibiliten los cambios que el establecimiento necesita para optimizar sus sistemas de gestión y mejorar sus resultados.

La Cuenta Pública (descripción de la etapa) 



Transparenta los avances, dificultades y desafíos de mejoramiento que se han registrado a partir de la implementación de sus distintos componentes y por otro, que a través de esta dinámica se logre comprometer los esfuerzos de la comunidad interna y externa del establecimiento en las acciones que se hayan planificado.


Reflexión ...


Es evidente que no todas las escuelas y los liceos son iguales y que, por lo tanto, no hay un punto de partida equivalente entre ellos. Se puede argumentar que esta diferencia que existe, de acuerdo a los distintos puntos de partida, es precisamente el objetivo de la autoevaluación, de esta forma el mejoramiento de la gestión escolar supone, que antes se haya precisado el nivel de madurez institucional del establecimiento. Se debe establecer un piso de inicio, se requiere una definición nacional acerca de cuáles son los mínimos de institucionalidad escolar necesarios para que haya una educación con expectativas razonables de éxito. la necesidad de asegurar preventivamente mínimos o pisos de calidad, donde lo importante es encontrar las causas de los problemas y abordarlas, generando soluciones de gestión que debieran estandarizarse para evitar errores futuros.
La responsabilidad de la mejora, se deposita en los actores de los establecimientos, bajo la convicción de que desde la política se han provisto recursos y oportunidades suficientes para conseguir lo esperado y, como se dijo, más bien se constata la incapacidad del establecimiento para alcanzar las metas que el mismo establecimiento se impuso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada